“Petite Helbig” para las futuras líderes del mundo

 A través de la primera cápsula prêt-à-porter de lujo de Petite Helbig by Teresa Helbig, ha creado una colección de 35 prendas que engloba desde camisas elegantísimas de popelín de algodón hasta vestidos fantasía de plumetti de terciopelo.

Todas ellas definen la esencia de una Petite Helbig:   niñas de entre 4 y 12 años que serán la voz de una nueva generación, niñas que liderarán el mundo del mañana por su visión global, digital, sin barreras y con cada vez menos prejuicios.

Por su ADN sostenible que las llevará a cimentar las bases de una realidad mucho más sana, inclusiva, honesta y responsable. Por su sensibilidad, empatía y generosidad. Por su fortaleza y buen criterio, que les permitirá caerse y volverse a levantar las veces que haga falta. Por su picardía y saber hacer, que hará que todo y todos caigan rendidos a sus pies. Por su solidez y valentía, que les permitirá escucharse y respetarse mucho más, teniendo así el poder de ser quienes quieran ser porque creerán en si mismas.  

Este es su decálogo:

 I. No importa cuánto crezcamos. No queremos dejar de ser niñas.  
II. No existe la ropa de chica o de chico, ni los colores de chicas o de chicos, ni los trabajos de chicas o de chicos.  
III. De mayores seremos científicas, presidentas, exploradoras, cantantes de tangos, astronautas, bomberas…
IV. Los animales son de nuestra pandilla. Si les haces daño, te las verás con nosotras.          
V. Nos gusta reciclar, no derrochar agua, no tirar nada que aún sirva. Nos comemos todo lo que hay en el plato. De hecho, queremos repetir por favor.  
VI. Don Macarrón Chistero, La Calle 24, Chocolate y Colorín colorado son nuestros himnos. Te los tienes que saber al dedillo, pero si no los conoces te los enseñamos.  
VII. La familia y los amigos están por encima de todo.  
VIII. Bailar, la música y hacer la rueda nos ponen de muy buen humor.   IX. Nos gusta compartir. Pero si no cuidan nuestras cosas, no se las volvemos a dejar. Bueno, si nos pillas en un buen día quizá sí.  
X. Papá Noel existe, porque siempre hay alguien que lo ha visto.

Los estilos de Petite Helbig son libres, divertidos, distinguidos y tan dispares como complementarios: hay tejidos fantasía como el plumetti crudo y el flocado con glitter dorado, tejidos armados con muchísima personalidad como la piel o las lentejuelas, tejidos elegantísimos atemporales como el crepe de lana o la lana tartán y tejidos naif como la gasa o la seda con estampados floreales y animales.  

Muy en sintonía con el ADN Helbig, todas las prendas de Petite Helbig están realizadas en Barcelona, bajo los parámetros de sostenibilidad y trazabilidad más exhaustivos, utilizando los materiales de más calidad y creadas en muy pequeñas producciones.